Seguramente que para este año te hayas propuesto seguir unas clases de inglés en Santander. Con un nivel de iniciación, medio o avanzado, sabrás que se trata del idioma más universal. Ahora bien, ¿conoces las diferencias entre el inglés americano y el inglés británico?

En las escuelas, centros de idiomas o universidades, el inglés que se aprende es el RP o también llamado Standard English, una forma normalizada que engloba a todas las variedades existentes. Sin embargo, si te animas a acudir a clases de inglés en Santander, comprobarás que hay muchas diferencias entre el inglés hablado en Reino Unido y el de EE. UU. Algunas de ellas son:

- La pronunciación: entre otras características, el inglés británico tiende a respetar la forma original de las palabras de origen francés. Por el contrario, los americanos prescinden de letras consideradas innecesarias y les dan un acento más propio de los EE. UU. Por ejemplo, en inglés británico se escribiría colour y favour, mientras que en americano sería color y favor. Por otra parte, el sonido de la "r" (car, butter) se pronuncia casi siempre por parte de los estadounidenses, a diferencia de los británicos.

- El vocabulario: para referirse al mismo concepto, utilizan palabras distintas. Algunos ejemplos:

Inglés británico: boot (maletero), trousers (pantalones), petrol (gasolina), lift (ascensor). Lenguaje callejero o "slang": chap (tío).

Inglés americano: trunk (maletero), pants (pantalones), gas (gasolina), elevator (ascensor). Lenguaje de la calle: guy (tío).

Hay quienes afirman que el inglés británico es más formal y que el americano es más fácil de aprender, pero, en realidad, solo se trata de diferentes particularidades de un idioma tan universal. Si estás interesado en esta lengua tanto para tu trabajo, tus estudios o tu vida social, en Yellow Submarine tienes la posibilidad de aprender o mejorar tus conocimientos de inglés de forma eficaz.