Una de las muchísimas dudas que podemos aclararte si quieres acudir a clases de inglés en Santander es el motivo por el que el inglés no se escribe y se pronuncia de la misma manera.

A continuación te explicamos las razones de una manera muy sencilla, pero también es necesario saber que con el aprendizaje y la práctica asistiendo a las clases de inglés en Santander cada vez cuesta menos acostumbrarse a esta característica y se desarrollan muchas habilidades.

- El inglés no es un idioma fonético, como por ejemplo sí es el castellano, en el que las palabras se escriben y pronuncian igual. Cuando ves una palabra escrita en castellano, ya sabes de sobra cómo se debe pronunciar, porque se tienen en cuenta todas sus vocales y consonantes. El inglés no guarda esta relación entre la escritura y la pronunciación, por eso es tan importante usar el diccionario lo máximo posible.

- Otro motivo es el hecho de que en inglés no existen las tildes. El ritmo y el tono toman más relevancia en el momento de hablar, por eso resulta más difícil intuir la acentuación en las palabras. La solución es la práctica, tanto hablando como escuchando.

- El inglés posee sonidos que no están familiarizados con el castellano. Hay muchos sonidos que no estamos acostumbrados a pronunciar y además la entonación es muy diferente. Esto es algo que, además de saber, hay que imitar sin tener ningún tipo de vergüenza, ya que así conseguirás mejorar muchísimo tu pronunciación poco a poco.

- El último motivo son las vocales. En castellano existen solo cinco vocales, mientras que en inglés hay nada más y nada menos que doce. Además, dentro de estas doce existen las vocales largas y las cortas.

Esperamos que estas curiosidades ofrecidas por nuestra academia, Yellow Submarine, hayan solucionado tus dudas sobre la cultura inglesa.